Relatos de un viaje

/ / Sin comentarios
Relatos de un viaje

Relatos de un viaje Colección península

 
La península aparece como el anhelo, la mágica ilusión de mi adolescencia, donde habría de tener un viaje estudiantil a un sitio al que prometería regresar.
 Variopinto fue el entorno del que mi vista se enamoró, comenzando por los paisajes, el aroma, la textura, la sensación, el contacto, el calor en las mejillas.
En mi profesor, reconocía el entusiasmo y deseo por compartir un poco de sus vivencias con un grupo de ingenuos chamacos que con buena voluntad y mucha imprudencia emprendieron un viaje en un achacoso autobús con ruta al paraíso; mi candidez imaginaba un regreso próximo, cuando aún no había de partir.
Ahora entiendo la vehemencia que trae consigo el anhelo, pues para mí, viajar a la península es una pincelada de color, sabor y un vuelco al corazón. En éste me transformo, me hago, en palabras simples, feliz.
 Aquellos viajes largos en carretera se prestan para compartir el itacate, platicar, escuchar música y hacer del silencio algo nuestro.
     
 ¡Ya falta poco! Sopla el viento y nuestros corazones viajeros empiezan a latir cual parvada sobrevolando la mar.
 La península, divina inspiración del recuerdo nostálgico de un viaje a orilla de carretera.
 
Con gran respeto y admiración dedico esta colección a la península, sin más pretensión que los relatos seductivos e íntimos de ésta con mi alma.
  
Clayre Coelllo