Relatos de un viaje: Gabo Mendoza y el teñido artesanal

/ / Sin comentarios
Relatos de un viaje: Gabo Mendoza y el teñido artesanal

 Península, ha sido una colección que nos permite presentar relatos de un viaje en carretera sobre esta hermosa zona del país, con tonos pintorescos, elementos naturales increíbles, colores, olores y sabores maravillosos. También, la materialización de estos relatos, nos ha llevado a explorar nuevos campos del diseño y conocer a personas con gran talento.

Así es como conocimos a Gabo Mendoza, un artista multidisciplinario quien gusta de colaborar en todo lo que involucre trabajar con sus manos. Él se dedica a hacer teñido de telas con elementos naturales y de forma artesanal, desarrollando productos para su propia marca y dando talleres de tintes naturales. A la par, colabora con otras marcas que considera tienen una propuesta social, cultural y/o ambiental con las que concuerda; y es así como nuestros intereses y gustos se cruzaron, logrando conjuntar talento y una bella técnica para algunas piezas de nuestra colección.

La curiosidad llevó a Gabo a interesarse por conocer y trabajar más la técnica de teñido. Él nos comentó que: “Era adolescente y tengo muy presente cuando mi abuelita, no encontró ropa interior  del color que quería asi que la tiñó con té negro, para pasar de un blanco brillante a un tono beige. Eso y también algunos documentales.”

A la vez, él tuvo la suerte de probar en sus viajes diferentes técnicas y de ver el trabajo de otras personas, sin embargo, no fue hasta aproximadamente años que decidió probar con los tintes naturales. Tomó un curso en Montreal de tintes naturales que me dio una idea vaga sobre el proceso, pero al sentirse insatisfecho, decidió investigar y empezar sus propias pruebas… y así sigue siendo su proceso de perfeccionar la técnica y conocer más para su trabajo.

 

 Sobre las piezas con Casilda Mut

Para esta colaboración, Gabo utilizó tres tintes naturales: cempasúchil, aguacate y palo de Campeche. Al ser estos tintes, provenientes de materia orgánica, él menciona que: “Me gusta pensar que es algo que sigue vivo”.  Y es que, estos tintes son sensibles al PH y pueden sufrir variaciones de color dependiendo del jabón que se utilice para lavar las prendas y también, el origen y el tratamiento del agua puede contribuir a cierto comportamiento del color.

    

 El proceso para hacer el teñido, comienza preparando la pieza. Para ello, hay que pesarla, lavarla y enjuagarla muy bien. Luego se sumerge en el mordiente (el fijador), durante una hora. Paralelo a eso, se prepara el tinte poniendo a fuego el material (flores, cortezas, hojas) con agua durante una hora. Al transcurrir este tiempo, se cuela y se añade agua suficiente para que las prendas queden completamente sumergidas. Esto se lleva a fuego durante una hora. Una vez transcurrido este tiempo, se enjuagan y se secan a la sombra.

  

 La recomendación del cuidado de estas piezas, es que deben lavarse a mano con jabón neutro y secarlas a la sombra, así como lavar únicamente cuando se crea necesario. Si se le da un buen cuidado, se prolonga el tiempo de vida y vitalidad del color.

   

El interés de Gabo por colaborar con nosotras está relacionado a nuestra labor social y procesos de producción con artesanas. Para él, “los valores con los que trabaja la marca, hacen sentir el apoyo hacia las comunidades y valorar los procesos de creación”. Además, considera que la relación que se ha dado, fluye de manera muy orgánica y natural: “La sencillez del equipo. Poder comunicarme con ellas como si fueramos amigos de toda una vida. Nuestras llamadas rápidas que se convertían en llamadas de diversos temas. Poder reirnos y disfrutar juntos de nuestras creaciones. Escuchar y ver sus reacciones al ver las prendas teñidas”.

   

 Felices del producto de esta colaboración, estamos sumamente agradecidas con Gabo por sus aportaciones a nuestras piezas, por dejarnos conocer más de su trabajo y por la posibilidad de seguir creciendo artísticamente con técnicas que incorporen el trabajo manual y elementos sustentables.

 

 Fotografías del proceso de teñido por Leticia Díaz